Serie Acción Ciudadana en Las Américas, no. 5

Marzo
2003

Clubes de oriundos en los Estados Unidos

Publicado por el Programa de las Américas, del Interhemispheric Resource Center (IRC)

www.americaspolicy.org

por Xóchitl Bada

Manifestación en apoyo de un programa para legalizar a los trabajadores indocumentados, la manifestación más grande en décadas en la ciudad de Chicago, septiembre 2000. Los clubes de oriundos mobilizaron a miles de sus miembros para el evento.
Foto: Xóchitl Bada.

Organizaciones de Base que Trascienden Fronteras
Mayor Capacidad y Creciente Visibilidad

Lecciones Aprendidas e Implicaciones para el Continente Americano
Recursos
A lo largo y ancho de los Estados Unidos, los inmigrantes mexicanos juegan un papel económico, político y cultural cada vez más importante en sus comunidades de origen. Al mismo tiempo, están formulando estrategias innovadoras para la cooperación transfronteriza, dirigidas a impulsar el desarrollo económico así como a reducir las presiones migratorias en sus comunidades de origen.
En el censo de 2000, los latinos se convirtieron en la minoría más grande de los Estados Unidos y los inmigrantes mexicanos y mexicano-americanos representaron dos tercios de la población latina. Cada mes, los mexicanos que trabajan arduamente en los Estados Unidos envían millones de órdenes de pago—, de $200 en promedio cada una—, a sus comunidades de origen al otro lado de la frontera. Estas remesas generan más de $9.3 mil millones al año para México—casi la mitad del total de $23 mil millones en giros enviados a toda Latinoamérica y al Caribe. México, país de 100 millones de personas, obtiene casi tantos recursos provenientes de remesas como la India, que tiene una población de mil millones. De hecho, las remesas representan la tercera fuente de ingresos para México, después de las exportaciones de petróleo y del turismo. En los estados de Zacatecas y Michoacán, así como en gran parte del México rural, el monto de las remesas supera los presupuestos locales y estatales.

Puntos Clave

Los proyectos de los clubes en las comunidades de origen están dirigidos a aliviar la pobreza y las décadas de abandono de los gobiernos locales. Las federaciones de clubes dependen totalmente de las contribuciones voluntarias y de los esfuerzos de los miembros que apoyan los proyectos de desarrollo social. Esta labor se ha caracterizado por su eficacia, honestidad y transparencia.
Estos clubes, junto con otros grupos de autoayuda de inmigrantes, funcionan como redes sociales y como transmisores de la cultura y los valores a la generación nacida en los Estados Unidos. Uno de sus desafíos más importantes es la incorporación de la segunda generación en las actividades de los clubes .

El dinero que tales inmigrantes envían a casa se ha entendido como parte de una estrategia individual y familiar, en la que el efectivo se transfiere a las familias en el hogar de los emigrantes que trabajan en el extranjero. Sin embargo, durante las dos últimas décadas, los giros entre los Estados Unidos y México han evolucionado de ser sólo competencia de familias e individuos, a involucrar cada vez con mayor frecuencia a las organizadas asociaciones de mexicanos oriundos, mejor conocidas como clubes de oriundos (HTA por sus siglas en inglés: hometown associations). Tales clubes se basan en las redes sociales que establecen los inmigrantes del mismo pueblo o ciudad en México en sus nuevas comunidades de los Estados Unidos. Los miembros de dichos clubes, buscan promover el bienestar de sus comunidades, tanto de las de origen (en México), como de las de residencia (en los Estados Unidos), recolectando dinero para financiar obras públicas y proyectos de interés social.
Los clubes son una respuesta de organizaciones de base a las presiones que enfrentan las comunidades en México agobiadas por un rápido cambio en la sociedad globalizadora. De esta forma, podemos decir que estas organizaciones son producto de la globalización, ya que tales organizaciones han proliferado con la ayuda de la tecnología moderna de telecomunicaciones. En el pasado, el alto costo y lo difícil de la comunicación a larga distancia y los viajes, hacían simplemente imposible llevar una existencia dual en lugares geográficamente distantes. Sin embargo, en la actualidad, las tarifas aéreas económicas, las leyes de libre comercio así como otras fuerzas sociales y económicas desatadas por la globalización económica, permiten a los inmigrantes mexicanos viajar de un lado a otro de la frontera, llevando corrientes políticas y culturales en ambas direcciones, e innovando una ética de responsabilidad comunitaria que trasciende las fronteras nacionales.
 

Principales Desafíos

Los clubes necesitan dirigir sus esfuerzos hacia el establecimiento de relaciones institucionales entre los gobiernos de las ciudades y estados en México y los de los Estados Unidos—convenios de ciudades hermanas—que puedan brindar apoyo adicional a los proyectos transfronterizos en sus ciudades, tanto de origen como de residencia.
Las contribuciones de los clubes deben estimular la creación de más programas de financiamiento conjunto (Programas 3X1) en los tres niveles del gobierno mexicano (municipal, estatal y federal). Hasta ahora, Zacatecas, Jalisco, Guanajuato y Guerrero han establecido con éxito tales programas; Michoacán inauguró un programa de inversión 3X1 el año pasado.
Los clubes de oriundos necesitan desarrollar mayores vínculos institucionales y de largo plazo entre los barrios de Chicago y sus comunidades en México, centrándose en el bienestar de ambas localidades.
Los clubes se han vuelto cada vez más efectivos en la promoción y defensa de asuntos políticos y sociales en las comunidades de Estados Unidos donde residen, pero permanecen aisladas de las instituciones filantrópicas principales así como de los debates de la política pública nacional relacionados con las cuestiones que afectan a los inmigrantes mexicanos.
Los clubes de oriundos enfrentan el desafío de atraer la atención de los grupos de latinos nacionales, de otras ONG (Organizaciones No Gubernamentales) con agendas similares, así como de políticos y tomadores de decisiones en ambos lados de la frontera para establecer alianzas estratégicas que permitan mejorar las condiciones tanto en sus comunidades mexicanas como en las de Estados Unidos s.

Organizaciones de Base que Trascienden Fronteras
Los clubes de mexicanos oriundos contemporáneos representan los valores de compromiso, solidaridad, altruismo y patriotismo. Los clubes en los Estados Unidos son herederos de las antiguas sociedades de ayuda mutualistas y de las organizaciones de asistencia social creadas a fines del siglo XIX y principios del XX para proporcionar atención médica y prestaciones por fallecimiento en una época en que tales servicios no estaban disponibles para muchos de los grupos de inmigrantes. Aunque los clubes mexicanos poseen la historia más larga y son los más conocidos, durante la última década se han formado cada vez con mayor frecuencia asociaciones de oriundos dominicanas, guatemaltecas y salvadoreñas, las cuales participan en el mejoramiento de sus comunidades tanto de origen como de residencia.
Los clubes de mexicanos oriundos tienen una larga historia—los más prominentes fueron establecidos en la década de 1950. En los años recientes, muchos otrosclubes de oriundos pequeños han surgido bajo la batuta de líderes inmigrantes locales. En la última década, estos clubes han recibido apoyo financiero y técnico del gobierno mexicano a través de sus oficinas consulares. La creciente notoriedad de los clubes mexicanos en Chicago es reflejo del crecimiento constante de tales organizaciones. La zona metropolitana de Chicago tiene la segunda comunidad más grande de inmigrantes mexicanos en los Estados Unidos, después de Los Ángeles. Según estimaciones actuales, la población originaria de México y de ascendencia mexicana es de entre 800,000 y 1,000,000 de personas, de las cuales las dos terceras partes nacieron en México. Cerca del 80% de todos los mexicanos inmigrantes en la zona metropolitana de Chicago provienen de los estados de Guerrero, Jalisco, Zacatecas, Guanajuato, y Michoacán. El número de clubes en Chicago sólo de estos cinco estados se quintuplicó, de cerca de 20 a más de 100 durante el período 1994 a 2000. En la actualidad, hay más de 600 clubes y federaciones de mexicanos oriundos registrados en 30 ciudades de los Estados Unidos. Únicamente en Los Ángeles hay 281 clubes y federaciones.
Los inmigrantes mexicanos en los Estados Unidos transfieren sumas importantes de dinero a México por medio de los clubes. Por ejemplo, los clubes de la Federación de Clubes Michoacanos en Illinois han enviado más de $1,000,000 de dólares para apoyar obras públicas en sus localidades de origen. Los clubes de ciudades de origen mexicanas han canalizado fondos para la construcción de infraestructura pública (p. ej., carreteras, reparación de calles y edificios, etc.), la donación de equipo (p. ej., ambulancias, equipo médico y vehículos para propósitos de asistencia social y no lucrativos, etc.), y la promoción de la educación (p. ej., a través de programas de becas, la construcción de escuelas y la provisión de útiles escolares). Sus actividades para recolectar fondos que tienen más éxito incluyen bailes, días de campo, rifas, charreadas, concursos de belleza y otros eventos culturales que se realizan durante todo el año.
En México, algunos clubes han establecido comités paralelos en sus ciudades de origen para el desarrollo de las propuestas de proyectos, para consultar con la comunidad acerca de las prioridades y para dar seguimiento a las tareas que se llevan a cabo. Con frecuencia tienen alianzas con los grupos agrícolas mexicanos tales como la Asociación Nacional de Empresas Comercializadoras de Productos del Campo. A. C. (ANEC), que se enfoca a la soberanía alimenticia, la justicia social en el campo, mercados agrícolas equitativos y desarrollo sustentable.

Actividades y Propuestas de los clubes de oriundos

Los clubes deben recibir más recursos y apoyo del gobierno mexicano para establecer sus proyectos de desarrollo.
Debe otorgarse a los mexicanos que viven en el extranjero una representación política mayor en los cuerpos legislativos locales así como el derecho a votar desde el extranjero en las elecciones federales y estatales de México.
Los clubes deben crear redes y alianzas más amplias con otras federaciones y clubes de oriundos de Latinoamérica así como con organizaciones de inmigrantes latinos y no latinos.
Las federaciones de clubes deben involucrar en mayor medida a sus miembros de base en cuestiones políticas como legislación, derechos laborales, acceso a educación superior y derechos humanos de inmigrantes, así como en la integración a la vida social e instituciones de los Estados Unidos.
Las federaciones y clubes de oriundos necesitan diversificar sus recursos financieros. En la actualidad son altamente dependientes del financiamiento de los órganos del gobierno mexicano, que a veces puede terminar el financiamiento de manera abrupta. Una alternativa posible puede ser la de buscar becas de las ONG y de fundaciones privadas, aunque la mayoría de los clubes no tienen el estatus 501(c)(3), lo cual podría dificultar su elegibilidad para este tipo de financiamiento s.

Los clubes de mexicanos oriundos van desde grupos informales hasta organizaciones complejas y sofisticadas. El tipo más común y simple es la red informal de migrantes del mismo pueblo. El siguiente nivel de desarrollo organizacional incluye la creación de un comité de liderazgo formal. Tales grupos varían en tamaño de diez a 2,000 miembros. El siguiente nivel de estructura es una federación de varios clubes pequeños. En la actualidad, ocho federaciones operan en la zona metropolitana de Chicago, representando los estados mexicanos de Michoacán, Jalisco, San Luis Potosí, Oaxaca, Zacatecas, Guerrero, Durango, y Guanajuato. En 1999, dichas federaciones decidieron formar una confederación mayor que incluyera no sólo a clubes, sino también a varios grupos de base dirigidos por inmigrantes mexicanos asentados en el Medio Oeste para atender los derechos humanos y de inmigrantes, el derecho al voto en el extranjero para mexicanos, la preservación patrimonial y cultural, etc. Los inmigrantes mexicanos en Chicago son los pioneros en la creación de este tipo de organización coordinadora con agendas múltiples como forma de aumentar su influencia y presencia tanto en los Estados Unidos como en México.
La mayoría de los clubes están asociados con comunidades en áreas rurales que han perdido empleos y habitantes como resultado de dos décadas de reestructuración económica en México. Los inmigrantes de las áreas urbanas en México al parecer no organizan clubes en Estados Unidos en la misma proporción, debido a que las ciudades mexicanas envían, en comparación, pocos inmigrantes, sus trabajadores migratorios son menos unidos y las áreas urbanas no experimentan el mismo nivel de subdesarrollo que las comunidades rurales.
 
Mayor Capacidad y Creciente Visibilidad
Durante la última década, los clubes de oriundos han recibido el apoyo financiero y técnico del gobierno mexicano a través de sus oficinas consulares. De hecho, el gobierno mexicano estableció el Programa para la Atención de Comunidades Mexicanas en el Extranjero, que fomenta la reincorporación de los mexicanos que viven en el extranjero a la economía nacional y, en menor grado, a la vida política. El resultado con mayor éxito de este programa ha sido el establecimiento de programas de dos por uno y de tres por uno que asigna fondos de diferentes niveles del gobierno mexicano por cada dólar recolectado por los clubes para proyectos de infraestructura pública aprobados en México. El estado de Zacatecas inició un programa tres por uno en 1997 con $300,000; un año más tarde estaba administrando casi $5,000,000 de dólares en apoyo para 93 proyectos en 27 municipios. Actualmente, los estados mexicanos de Guerrero, Jalisco, Zacatecas, Guanajuato, San Luis Potosí y Michoacán han firmado convenios similares con clubes de oriundos.
Las experiencias de organizarse en clubes han creado el potencial para construir vínculos con otras organizaciones de EUA. Además, zacatecanos, michoacanos y guerrerenses en Chicago que han negociado de manera exitosa proyectos de inversión 3X1 en México también han obtenido concesiones de autoridades políticas, tales como expresiones de apoyo de gobernadores estatales mexicanos para las metas cívicas y políticas de los clubes. Al denunciar algunos actos de corrupción en los consulados mexicanos, muchos clubes han establecido de manera reciente nexos estrechos con medios de comunicación, tanto en México como en Chicago, para propugnar por sus derechos a votar en elecciones mexicanas desde el extranjero, representación política en las legislaturas estatales y federales, así como mayor transparencia en la administración de los recursos financieros de los consulados mexicanos. Hasta la fecha, los gobiernos estatales de Zacatecas, Oaxaca y Michoacán han respondido a tales demandas copatrocinando varios foros binacionales para discutir los problemas que afectan a los inmigrantes mexicanos en los EUA y las preocupaciones de los clubes conrelación a sus comunidades de origen.

Las Estrategias Exitosas de los Clubes y las Prácticas Más Adecuadas

El éxito de los proyectos de clubes y su capacidad de conseguir apoyo ha dependido del uso de métodos transparentes y democráticos para recolectar, transferir e invertir fondos para proyectos en comunidades de origen en México.
Comprometer a las autoridades estatales y federales en programas de financiamiento al 3X1ha permitido a los clubes realizar proyectos de desarrollo más grandes.
Los clubes han utilizado nuevas tecnologías de telecomunicación como correo electrónico, fax, Internet, transferencias electrónicas de dinero y grabación en video de reuniones para alcanzar sus metas.
Los eventos de cultura popular han renovado los esfuerzos de recolección de fondos.
Las conexiones con los medios de comunicación tanto en México como en Chicago han promovido las actividades de los clubes y les han permitido llegar a audiencias no latinas .

De manera creciente, las organizaciones latinas sin fines de lucro como la League of United Latin American Citizens (LULAC – Liga de Ciudadanos Latinoamericanos Unidos) y el National Council of La Raza (NCLR – Consejo Nacional de la Raza) están dando pasos iniciales para fomentar vínculos más cercanos y establecer sociedades estratégicas con clubes y federaciones de clubes de mexicanos oriundos; sin embargo, la mayoría de las actividades de estos clubes permanecen en gran parte circunscritas a las esferas mexicanas. Esto refleja una distancia permanente entre los líderes políticos y comunitarios no latinos y las instituciones políticas de Chicago y Estados Unidos en general, que han permanecido impermeables hacia estas clubes. En EUA, en general, los líderes políticos y comunitarios no latinos han conseguido muy poco para los clubes y éstos permanecen aislados de las principales organizaciones no lucrativas. No obstante, los clubes podrían beneficiarse de la experiencia de las organizaciones no lucrativas nacionales con agendas transnacionales en términos de desarrollo de capacidades en áreas tales como desarrollo de alianzas y coaliciones, recolección de fondos, apoyo técnico, administración financiera y desarrollo de liderazgo.
A pesar de tales escollos, han aumentado las señales de que algunos de estos clubes se están involucrando en la política de los EUA. La mayoría de las federaciones de clubes de mexicanos oriundos en el área de Chicago han estado involucrados activamente en el apoyo a un nuevo programa federal de legalización para los inmigrantes indocumentados y en la lucha para que el estado de Illinois les proporcione licencia de manejo a los inmigrantes indocumentados. En el mitin de septiembre de 2000 para apoyar un nuevo programa de legalización—la manifestación en las calles más grande de Chicago desde la era de Harold Washington—los líderes de los clubes movilizaron a miles de sus integrantes. En la actualidad, algunos clubes de Chicago han empezado a establecer vínculos formales con diferentes organizaciones tales como la Illinois Coalition for Immigrant and Refugee Rights (Coalición de Illinois para los Derechos de Inmigrantes y Refugiados), la Heartland Alliance for Human Needs and Human Rights (Alianza Heartland para Necesidades Humanas y Derechos Humanos), la Global Chicago, la AFL-CIO, y el Service Employees International Union (SEIU – Sindicato Internacional para Empleados de Servicios).
Es más, los clubes de Chicago han incrementado su presencia entre los no latinos por medio de sus semanas de cultura anuales. El año pasado, los michoacanos—el mayor grupo de méxico americanos que viven en los Estados Unidos—recibieron una proclama oficial del alcalde de Chicago, en la cual se animaba a los habitantes de la ciudad a aumentar su conocimiento de Michoacán, y a participar en los eventos educativos planeados por la Federación Michoacana. Los clubes de Chicago también han estrechado sus vínculos con los clubes de mexicanos oriundos de California, Nueva York, Texas y Nevada.
 
Lecciones Aprendidas e Implicaciones para el Continente Americano
Las federaciones de clubes de oriundos en los Estados Unidos así como sus actividades en el extranjero han proliferado durante la década pasada, abarcando un amplio rango de proyectos de desarrollo financiados de forma colectiva. El éxito de tales iniciativas depende tanto de una participación activa de los gobiernos de los estados mexicanos de origen de los inmigrantes como de la capacidad de administración y membresía de estas organizaciones.
Como resultado de su doble compromiso en cuestiones en sus ciudades de origen y en sus vecindarios en los EUA, los clubes de mexicanos oriundos han construido rápidamente capacidad de liderazgo, han fortalecido identidades organizacionales y han establecido buenos antecedentes. Esto brinda buenos presagios para el futuro, una participación más amplia en cuestiones políticas importantes en los Estados Unidos y regionalmente, a nivel del continente americano. De hecho, el objetivo principal de los clubes de inmigrantes en sus comunidades de origen no debiera impedir su participación en cuestiones relacionadas con la educación, seguridad social, vivienda y otros desafíos que enfrentan en los Estados Unidos. Hasta ahora, sin embargo, su impacto en estos frentes tan amplios ha sido modesto. Por ejemplo, los clubes zacatecanos en Chicago tienen un programa de becas universitarias que asigna anualmente ocho becas para latinos. La cantidad de las becas oscila entre $500 a $2,000 y es insuficiente, considerando la gran demanda para apoyo educativo entre las comunidades latinas. No obstante, los esfuerzos colectivos de los clubes reflejan la mejor tradición de las organizaciones de autoayuda de los EUA y alientan la solidaridad social entre los emigrados.
Los activistas comunitarios y las instituciones filantrópicas tienen mucho que aprender de las HTAS mexicanas, porque éstas han desarrollado altos estándares de responsabilidad y sirven como un modelo internacional único de filantropía de organismos de base. Los inmigrantes de Centro y Sudamérica también pueden aprender valiosas lecciones acerca de cómo canalizar cuantiosas remesas hacia el desarrollo de sus comunidades de origen. Los líderes de los clubes a veces hacen énfasis en que el objetivo principal de sus inversiones es eliminar las condiciones que originalmente los llevaron a emigrar. Por lo tanto, el modelo de los clubes para proyectos de desarrollo sustentable sí se lleva a cabo por organizaciones de voluntarios responsables y son dirigidas democráticamente, tienen un gran potencial para influir no sólo en las vidas de aquellos directamente involucrados sino también en el desarrollo de sociedades transnacionales de todo el Hemisferio Occidental.
Los clubes de mexicanos oriundos representan una nueva generación de organizaciones de base transnacionales con potencial real para influir de manera positiva en las comunidades de todo el continente americano. Como respuesta directa a la cada vez más profunda integración económica global y regional, los clubes están aumentando su capacidad de impactar los procesos regionales de toma de decisiones relativos al manejo de los problemas de globalización. Dada sus experiencias de la vida real al tratar con la integración económica, su sólido desarrollo transfronterizo y sus conexiones sociales, estos grupos transnacionales tienen un interés genuino en las políticas de desarrollo regional. Más que aceptar el papel de “víctimas” de la globalización, los inmigrantes mexicanos en el Medio Oeste tienen un enorme potencial para definir el desarrollo de mecanismos transnacionales dirigidos a responder a los desafíos de la integración económica en formas más equitativas y democráticas.
—Xóchitl Bada
—Xóchitl Bada < xbada@nd.edu >, candidato pos-doctorado en el Departmento de Sociología y en Instituto de Estudios de Latinos, Universidad de Norte Dame.
 

Suscríbase a nuestra lista electrónica para recibir anuncios por email que le avisan cuando nuevos artículos, comentarios e informes políticos u otros materiales aparecen en el sitio web del Programa de las Américas.

 
Recursos
El acceso a ligas se encuentra en la nueva ventana para navegar .
Federaciones de Clubes de Oriundos en Illinois
Otros Clubes de Oriundos Mexicanos en EE.UU.
Otras Organizaciones
Sitios de Clubes de Oriundos
Lecturas por Internet
Federaciones de Clubes de Oriundos en Illinois
Coordinadora de Organizaciones Mexicanas del Medio Oeste (COMMO)
Tel: (708) 652-4973
Federación de Clubes Jalicienses en Illinois (FEDEJAL)
Tel.: (708) 852-1085
Fax: (708) 852-1049
Correo Electrónico: fedejalchicago@aol.com
Federación de Clubes Michoacanos en Illinois (FEDECMI)
Tel: (708) 442-7834
Correo Electrónico: fedecmi@hotmail.com
Federación de Clubes Unidos Zacatecanos en Illinois (FCUZI)
Tel: (773) 254-1706
Correo Electrónico: berties149@hotmail.com
Sitio Web: http://www.ilzacatecanos.com/
 
Otros Clubes de Oriundos Mexicanos en EE.UU.
Club Comunitario de Jamay Jalisco
Tel: Pedro Ochoa (562) 860-4316
Sitio Web: http://www.jamayjalisco.com/
Federación de Clubes Jaliscienses en Los Angeles
Tel: (562) 926-7390
Correo Electrónico: ferjaliscoca@hotmail.com
Federación De Clubes Y Organizaciones Zacatecanas de Denver
Tel: (719) 638-1716
Correo Electrónico: FZacdnvr@aol.com
Sitio Web: http://www.zacatecanos.com/Fed.%20Denver/federacion__de_denver.htm
Federación de Clubes Zacatecanos
Tel: (626) 810-7493
Correo Electrónico: Fotova1@aol.com
Sitio Web: http://www.zacatecanos.com/
Federación de Clubes Zacatecanos del Sur de California
Correo Electrónico: LupeGomez@earthlink.net
Sitio Web: http://www.federacionzacatecana-la.com/
Federación de Clubes Zacatecanos en el Norte de Texas
Correo Electrónico: org_orange@hotmail.com
Organización de Clubes Zacatecanos “Condado De Ventura”
Tel: (805) 483-1295
 
Otras Organizaciones
Asociación Nacional de Empresa Comercializadoras de Productores del Campo (ANEC)
Tel: 52-55-56-61-59-14
Fax: 52-55-56-61-59-09
Correo Electrónico: anec2@laneta.apc.org
Sitio Web: http://www.laneta.apc.org/anec/
Enlaces América
Tel: (312) 660-1347
Correo Electrónico: smiller@enlacesamerica.org
Sitio Web: http://www.enlacesamerica.org/
Frente Indígena Oaxaqueño Binacional (FIOB)
Tel: (559) 499-1178
Correo Electrónico: fiob@sbcglobal.net
Sitio Web: http://www.laneta.apc.org/fiob/
Heartland Alliance
Tel: (312) 660-1300
Correo Electrónico: moreinfo@heartland-alliance.org
Sitio Web: http://www.heartland-alliance.org/
Illinois Coalition for Immigrant and Refugee Rights (ICIRR)
Tel: (312) 332-7360
Correo Electrónico: info@icirr.org
Sitio Web: http://www.icirr.org/
National Council of La Raza (NCLR)
Tel: (202) 785-1670 or 1-800-311-NCLR
Correo Electrónico: ddelavara@nclr.org
Sitio Web: http://www.nclr.org/
National Office League of United Latin American Citizens (LULAC)
Tel: (202) 833-6130
Correo Electrónico: LNESCNat@aol.com
Sitio Web: http://www.lulac.org/
SEIU: Service Employees International Union
Tel: 202-898-3200
Correo Electrónico: info@seiu.org
Sitio Web: http://www.seiu.org/
The Global Chicago Center: The Chicago Council on Foreign Relations
Tel: (312) 726-3860
Correo Electrónico: gc@globalchicago.org
Sitio Web: http://www.globalchicago.org/
 
Sitios de Clubes de Oriundos

http://www.atolinga.com/

http://www.casimirocastillo.com/

http://www.huandacareo.net/

http://www.jalpense.org/

http://www.jocona.com/

http://www.juejuqilla.com/

http://www.sanmartinjalisco.com/

http://www.tlaltenango.com/

http://www.tlazaonline.com/

http://www.zacatecanos.com/

Instituto de los Mexicanos en el Exterior

http://www.sre.gob.mx/ime/

El Centro Comunitario Mexicano DFW

http://www.dallasinternational.com/CentroComunitarioMexicano/CCM.htm

“Indigenous Mexican Migrants in the U.S.: Building Bridges between Researchers and Community Leaders”

http://www.lals.ucsc.edu/conference/

This website offers number of papers on the role that HTAs are playing.
 
Lecturas por Internet
“Latino Home Town Associations as Agents of Development in Latin America,” Manuel Orozco | June 2000

http://www.thedialogue.org/publications/Orozco%20Assoc%20-%20HTAs.pdf

“Development of Home Town Associations in the United States and the Us of Social Remittances in Mexico,” Rafael Alarcón | 2000

http://www.thedialogue.org/publications/alarcon.pdf

“Identidad colectiva y estrategias organizativas entre migrantes mexicanos indígenas y mestizos,” Gaspar Rivera Salgado y Luis Escala Rabadán | septiembre 2002

http://lals.ucsc.edu/conference/papers/Spanish/RiveraSalgado&Rabadan.pdf

“Mexican Hometown Associations and Mexican Immigrant Political Empowerment in Los Angeles,” Carol Zabin and Luis Escala Rabadan | California Nonprofit Research Program | 1988

http://www.iir.berkeley.edu/clre/programs/laborresearch/mexhome.pdf

“Sending Money Home…For Now: Remittances and Immigrant Adaptation in the United States,” Louis DeSipio | January 2000

http://www.iadialog.org/publications/DeSipio.asp

“Binational Oaxacan Indigenous Migrant Organizers Face New Century,” David Bacon | August 21, 2002

http://www.americaspolicy.org/articles/2002/0208oaxaca.html

 

Queremos conocer tu punto de vista . Envíanos tus comentarios sobre este artículo. Tus comentarios podrían ser publicados en nuestro CrossBorder Updater ó el Updater Transfronterizo .
 

 

Published by the Americas
Program at the Interhemispheric Resource Center (IRC). ©2003. All
rights reserved.
Web location:

http://www.americaspolicy.org/citizen-action/series/sp-05-hta.html

 

Print Friendly